Le impusieron comparendo a butifarrero, por tener como herramienta de trabajo un Cuchillo

Muchas son las denuncias que han realizado los ciudadanos por los excesos del Código de Policía, los cuales han desencadenado cientos de debates sobre la interpretación desmedida de la norma.

En este nuevo caso, el afectado es un humilde butifarrero, identificado como Arístides Pérez Nisperuza., este hombre se encontraba en un concierto gratis en San Pelayo (Córdoba), vendiendo este popular embutido, cuando un uniformado de la Policía le quitó el cuchillo con el que preparaba sus reconocidas butifarras.

“En ese momento que él llegó (el policía), yo estaba en un concierto gratis en San Pelayo. Entonces vino el teniente y me quitó mi herramienta de trabajo. Me dijo que eso era un arma blanca y me impuso un comparendo”, dijo el afectado.

Frente al comparendo impuesto al vendedor de butifarras, realizado por parte de los uniformados adscritos a la Estación de Policía San Pelayo, la Policía Metropolitana de Montería precisó que este “se hizo conforme a la ley 1801 de 2016, en su artículo 27”.

La norma citada hace referencia a los comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad de los ciudadanos.

“Es de resaltar que cuando nos encontramos en un evento de aglomeración de público compleja o no compleja, es prohibido el ingreso de armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público e igualmente esto lleva a la destrucción del elemento”, comunicó el Comando de la Policía Metropolitana de Montería.

Este reciente hecho hace recodar el polémico comparendo por valor de 833 mil pesos que un agente de la Policía le aplicó al joven Steven Claros el pasado 11 de febrero, en el barrio La Castellana de Bogotá, por comprar una empanada a una vendedora ambulante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *