El hermetismo sobre el estado de salud de Schumacher

Corinna, su esposa, por primera vez habló del tema y explicó las razones de mantener oculto el estado de salud del deportista.

Hace casi seis años el mundo lamentó la tragedia que sacudió a la familia Schumacher, luego de que el expiloto de Fórmula 1, Michael Schumacher sufriera un grave accidente mientras practicaba esquí en los Alpes franceses, el 29 de diciembre de 2013.

Tras golpearse fuertemente la cabeza, el siete veces campeón de la máxima categoría del automovilismo mundial estuvo en coma durante seis meses y luego fue trasladado a su lujosa mansión en Suiza, donde lo poco que se conoce es que está equipada con todas las herramientas médicas que necesita el deportista para seguir con vida.

Sin embargo, ningún traslado de Schumacher fue captado por cámaras ni se han filtrado imágenes de su proceso de recuperación.

El hermetismo frente al estado de salud de Schumacher ha llamado la atención tanto de sus seguidores como de los medios que quieren conocer cuál es el estado real del deportista.

Por primera vez en seis años, Corinna Betsch, esposa de Schumacher, habló del tema y explicó por qué ha ocultado su estado de salud y no ha permitido que lo visiten otras personas cercanas a él.

En entrevista para el medio alemán ‘She’s Mercedes Magazine’, Corinna expuso que todo esto que ha hecho es para respetar la decisión de su esposo de que no se haga público esta compleja situación que afronta.

“Traten de comprender que solamente estamos siguiendo la voluntad de Michael de mantener en secreto su estado de salud”, afirmó la mujer.

Informó que ella y el equipo médico que está con él a diario está haciendo todo lo necesario para ayudarlo en este proceso. “En este momento está en las mejores manos y nosotros estamos haciendo todo lo posible para ayudarlo. Pueden estar seguros de ello”, agregó.

Su relato va en contra posición a lo que ha dicho el mánager de Schumacher, Willi Weber, quien cuestionó a la esposa del deportista por no permitirle verlo ni percatarse de su estado de salud.

“Seguramente tenga miedo de que me dé cuenta de lo que está sucediendo y haga pública la verdad”, aseguró Weber esta semana al medio ‘Kölner Express’.

Lo cierto es que el deportista solo tiene contacto con sus dos hijos: Ginna María y Mick, quien busca seguir los pasos de su padre y fue campeón de la Fórmula 3.

Fuente: Sistema Integrado Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *